Sábado, 21 De Octubre De 2017
Carretera de Lleida, 21, Organyà - 25794
Teléfono: 973383007 Fax: 973383536

Descubre la historia

1 · 2 ...   »

La Historia

Foto

El topónimo Organyà, que aparece documentado en el acta de consagración de la catedral de Urgell, proviene de un nombre personal latino, más un sufijo de pertenencia. Este Organius sería probablemente el propietario de alguna villa o fundus de la época del Bajo Imperio. 

La historia de la villa estrechamente enlazada a la del priorato de Organyà, que fue fundado en la iglesia de Santa María de Organyà en 1090 por el prelado de Urgell, Bernat Guillem, cuando había sido apenas reconstruida y dotada de nuevo por Guitard Isam, señor de Caboet. 

Los priores de Organyà pretendían tener el dominio de la villa desde antiguo, por lo que entraron en conflicto con los condes de Foix, vizcondes de Castellbò y sucesores de los Caboet, ya que estos también hay poseían derechos y se hacían valedores. 

Para arreglar esta situación, en 1232 se arbitra un pacto entre Roger Bernat, conde de Foix, y el prior de la iglesia de Organyà, Berenguer de Cellers. Se establecía que ambos ejercerían un condominio sobre la villa. El prior accedía a compartir con el conde la mitad de sus derechos sobre la villa y el mercado que estaba en construcción (una de las quejas del prior era que los Foix edificaban villa y mercado) y el conde se comprometía a defender a los que allí concurrieran y a los habitantes de la población. El prior se reservaba en franco alodio la villa que ya estaba habitada y a sus habitantes, así como las causas de jurisdicción que fueran cometidas en el ámbito de las iglesias, el cementerio, el claustro y las casas canonicales. Según esto, pues, en 1232 había una parte de la villa en construcción y otra parte ya habitada. Sorprende que esta última, donde ejercía jurisdicción el prior, fuera conocida como villa nueva, según un libro jurídico de 1493 ("cuya jurisdicción tienen ambos comúnmente y por indiviso, excepto la calle de la villa nueva y las casas del priorato y sus patios, los cuales son de todos y todas de dicho reverente prior , segun lo que contiene la carta del pariatge "). 

Fuera de este sector, el resto de la villa la tenían en condominio indiviso ambos señores, conde y prior, cada uno de ellos con un alcalde, que elegían de una terna que el pueblo presentaba. 

El juez y el procurador fiscal eran comunes para ambos señores . Un día después de la firma del pariatge expuesto, el 27 de mayo de 1232, el conde de Foix, Roger Bernat, otorgó una carta de franquicias a los hombres y mujeres de Organyà, que, por medio de los cónsules y prohombres, le habían hecho llegar suplica de gracia. Primero, reafirmaba los privilegios y libertades que les habían sido concedidos por sus predecesores. Segundo, les permitía hacer casas, tener alodios, cultivar, hacer prados, molinos, aguas, riegos y plantas por todas las tierras del vizcondado, que pudieran talar maderas y apacentar allí el ganado mayor y el menudo, y los eximía de "questies, acaptes, forces, intesties, exorquies" y otros malos usos. Además, les concedía que en las tierras del vizcondado pudieran someterse a su jurisdicción. 

El profesor Font i Rius, que ha publicado este documento, se pregunta si llegó nunca a ser vigente, ya que lo considera un contrasentido con el régimen de condominio. Otra gente piensa que, reconocidos los derechos del vizconde en dicho pariatge, éste debía querer atraerse la adhesión de los habitantes de Organyà concediéndoles franquicias e igualándolos incluso a sus hombres de la villa de Castellbò, como expresa textualmente. Por este, sus súbditos de Organyà (que también lo eran del prior) poseerían, dentro de las tierras del vizcondado, los mismos derechos y franquicias de que gozaban los demás habitantes de esta jurisdicción feudal, lo que no es ningún obstáculo para ejercer con el prior el condominio dentro de la villa. 

La villa de Organyà fue centro de uno de los cinco acuartelamientos en que se dividía el territorio del vizcondado de Castellbò. El área de Organyà a Spill de 1519 es llamada también área de Tresponts Avall. Comprendía la villa de Organyà y su término y, además, el valle de Cabó, la alcaldía de Sallent y Montanissell, los puestos de Carreu y el Fenollet, la alcaldía de Coll de Nargó, el valle de Fígols y el lugar de Canelles. A partir de 1548, año en que el vizcondado de Castellbò revirtió definitivamente a la corona, la jurisdicción que pertenecía a este se convirtió en real. Y la que pertenecía al prior, al estar el priorato unido con todos sus bienes al capítulo de Urgell, en 1539, a partir de esta fecha esta jurisdicción pertenecía al capítulo de Urgell y, a veces, al capítulo de Organyà; era ejercida aún por el prior, como coseñor de la villa.  [Montserrat Pagés i Paretas y Ermengol Puig / IG]

Situación y presentación

Foto

El término municipal de Organyà, de 11, 54 km2 de extensión, está situado a la derecha del Segre, en el sector donde el río forma el ensanchamiento de la ribera de Organyà, separada de la cuenca de la Seu por el desfiladero de Tresponts y limitada a mediodía por el puente de Espia (desde el que fue ahogado el sanguinario conde de España por sus propios partidarios), donde se inicia la ribera de Nargó. 

De forma alargada paralela al río, el municipio comprende el valle más bajo del río de Cabó, donde este confluye en el Segre por la derecha, y, también, el valle bajo del barranco de la Muntanya, llamado aquí riachuelo de Fontanet, que baja de Montanissell ( allí se forma la Font Bordonera, que abarca la villa) y entra en el término al N del Coll de la Roca, entre la montaña de Nargó (l 213 m) y la de Santa Fe (l 207 m). 

El vértice de tramontana del término llega hasta la cima del Capell Sola, contrafuerte sureste de la sierra de Ares, sierra que está separada de la montaña de Santa Fe por el valle bajo del río Cabó . 

Se puede mencionar aún Montdellit (l 147 m), contrafuerte oriental de la montaña de Nargó. 

Muy cerca están las partidas de Montdellit, la Presera y los Torrents de la Grallera. No muy lejos, dentro del término y cerca del barranco de la Muntanya, está el enclave de Fontanet, del municipio de Cabó. 

El municipio, con la villa y el santuario de Santa Fe, comprende, pues, la ribera de Organyà, delimitada casi enteramente por espolones y estribaciones montañosas. 

El término limita administrativamente al N y al E con el municipio de Fígols i Alinyà, al S con Coll de Nargó y al W con Cabó. Atraviesa el término la carretera C-14, que corre paralela al Segre siguiendo la orilla derecha. 

De esta carretera sale un ramal que lleva a Fígols , y un segundo ramal que conduce a Cabó siguiendo el río Cabó, y remontando el barranco de la Muntanya lleva a Montanissell. P:

La economía

Foto

Los productos tradicionales de la agricultura (trigo, legumbres, patatas, vino y aceite) han experimentado un fuerte retroceso en beneficio del cultivo del forraje para el ganado vacuno. Se cultiva aún trigo y patatas, pero han disminuido sensiblemente los frutales. 

Las parcelas son de pequeña y mediana extensión. En 1989 se censan114 ha de tierras labradas, 162 ha de pastos permanentes, 191 ha de terreno forestal y 381 ha dedicadas a otros usos. Se contabilizaba un total de 54 explotaciones. 

En el término hay varias partidas, a levante, los Hortets, todo de regadío, y a poniente, de secano salvo algún sector que aprovecha el agua de la Font Bordonera, las Solanes, las Lloredes, los Espigolers, los Vilansats y el Vinyet.

Económicamente, tiene bastante importancia la producción de leche, que se envía a la Seu. 

En 1989 el censo ganadero daba un total de 478 cabezas de bovinos, 852 cabezas de ovinos, 84 cabezas de caprino, 853 conejas madres, 64 cabezas de porcinos y 11 equinos. 

En cuanto a la actividad forestal, siempre ha sido importante. En el siglo XVIII hay quejas de la desforestación de los bosques. En el siglo XIX, explica Madoz que mucha gente se dedicaba al transporte de troncos por el Segre hasta Tortosa y entonces está documentado un depósito de maderas dentro del término, llamado la Molina. En 1947 comienza a funcionar un aserradero, que cortaba la madera de los árboles de diversos lugares de la comarca, ahora en desuso. La actividad industrial en el siglo XIX estaba representada por tres molinos de harina y dos almazaras. Actualmente hay una factoría de productos electrodomésticos, filial de la empresa Taurus de Oliana, dos industrias dedicadas a la producción de embutidos y, además, varias empresas relacionadas con los servicios turísticos y de ocio. 

Por otra parte, el crecimiento económico de los años setenta impulsó decididamente el sector de la construcción. En Organyà se celebra un mercado semanal el domingo y hay la feria el último domingo de noviembre, por San Andrés, es una feria de carácter agrícola y ganadero, con exposición de ganado, maquinaria agrícola y vehículos, pero se han añadido expositores de tipo artesanal y comercial. 

También el primer fin de semana de septiembre se celebra la FERIA y FIESTA DEL LIBRO DEL PIRINEO.

En cuanto a los servicios sanitarios, Organyà forma una subárea básica dependiente de O1iana, y tiene un dispensario. Hay una oficina de farmacia y un hogar de jubilados. EL pueblo tiene una escuela publica de primera etapa y un parque de bomberos. 

Tienen sede las entidades financieras del Banco de Bilbao-Vizcaya Argentaria (BBVA), Catalunya Caixa y Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona ("La Caixa"). 

También en el núcleo hay una pensión-La Cabana-, un hotel-Dom-, un camping y un albergue que dispone de 65 plazas de acogida. 

La oficina de turismo se encuentra sola el Monumento a las Homilías. 

Si desea saber más información económica y de la población de Organyà, os dirigimos-haciendo clik en este apartado, a la web de la estadística oficial de Catalunya (idescat)

Las Homilías de Organyà

Foto

En 1904 se encontró en la rectoría de la villa una de las prosas más antiguas escritas en catalán. 

El texto, conocido como las Homilías de Organyà, corresponde a seis sermones con comentarios de varios evangelios y epístolas. Su datación hay que situarla entre finales del siglo XII y principios del XIII. 

El original se conserva en la Biblioteca de Catalunya, pero en Organyà se exponen unas reproducciones que se pueden contemplar en la sala de "Les Homilías", en el centro de la población, donde está instalada, también, la oficina de turismo.

Si hace "clik" en esta información, le enviaremos a "LES FALDADES de Lo Banyut ", edición de artículos y opiniones que mediante un acuerdo de colaboración entre la Asociación Cultural Tres Ponts Avall y reporteducación, ha permitido la edición electrónica de la monografía sobre las Homilías de Organyà
Esta publicación, que en su versión impresa vio la luz en el verano de 2004, cuenta con la colaboración de un buen grupo de expertos en lengua y literatura catalana, así como con las aportaciones de diversas personalidades del panorama político y cultural catalán.
Os invitamos a la lectura de esta propuesta, a partir de un índice temático de los once artículos de expertos, la descripción de seis materiales complementarios y las aportaciones de trece personalidades que responden a la pregunta "¿En qué momento descubristeis las Homilías de Organyà y que han representado para vosotros? ".
Por otro lado, se ofrece un enlace al Manuscrito de las Homilías de Organyà- versión electrónica-, obra del Taller digital de la Universidad de Alicante.

1 · 2 ...   »
Buscador

Ayuntamiento
Todas las administraciones

Destacados

Mapa Web